RESCATE

Primer Lugar

Este invierno llovió tanto que me creció musgo. En el pelo, en las axilas, en el ombligo. Llovió tanto que empecé a resbalarme. Después, comencé a nadar. Y ahora, que ya estoy cansada, me dedico a flotar. Tengo el cuerpo boca arriba. Si hablo, corro el riesgo de que me entre agua y me ahogue ¿Acaso quieres que me ahogue?

Mercedes Fasciolo Pelosi, 37 años, Villarrica.